¡CARAMBA,
QUÉ
CHOCOLATE!

EL CHOCOLATE

Eukarya enamora, engancha, atrapa y hace que cada mordisco sea sorprendente. ¿Y por qué? Por la selección de las habas de cacao de orígenes diferentes y la combinación entre ellas, primordial para conseguir un chocolate con un sabor equilibrado que despierte todos los sentidos. No importa si te gusta el chocolate amargo, más suave, potente, con leche o dulce: hemos elaborado un chocolate con carácter pensado para cada momento y para cada paladar.

Combinamos habas de cacao de Perú, de Papúa Nueva Guinea y de Ecuador, y cada origen juega un papel importante ya que aporta la esencia y la personalidad de cada zona. Perú da las notas ácidas de la fruta; Papúa Nueva Guinea, el toque ahumado de la madera y, Ecuador, el punto de caramelo de la regaliz. De ahí sale un chocolate homogéneo, agradable y equilibrado, con un primer toque de acidez y a la vez un punto amargo de madera, frutos secos y con un perfil ahumado. Sólo cacao y muy poca cantidad de azúcar, lo menos posible.

El chocolate es una experiencia viva. Tranquiliza el cuerpo y la mente, produciendo una sensación de felicidad y armonía. Y eso es lo que queremos aportar.

Chocolate

Esféricos

Turrones

crema de chocolate

¿De dónde viene
el nombre
Eukarya?

Su nombre, Eukarya, proviene de las células que forman el haba del cacao: las eucariotas; y pone en valor el origen y la esencia del producto.